Tabacos S.N. Mezcla Libertador

VN:RO [1.9.22_1171]
Promedio : 4.9
[ Votos : 408 ]
Tabacos S.N. Marca : Tabacos S.N.
Ingredientes : Virginia Latakia Oriental / Turco
Perique Burley
Aromas : Ninguno
Corte : Ribbon
Tipo : Mezclas Inglesas
Clasificación : Va-La-Or/Tur-Per ++
Fuerza : 5 - Media a Fuerte
Fabricante : Sentimiento Nacional Aromatizado : 1 - Ausente
País : Argentina Sabor : 5 - Sabroso a Lleno
Presentación : Bolsa Mezclador : Antonio Norberto Petti
Notas :
Los Tabacos S.N. se pueden adquirir en la → Tienda Online ← del maestro blender.
Virginas maduros y brillantes, todos argentinos, brindan la base de esta exquisita mixtura. Burley de calidad extra, sabrosa Latakia Siria y hojas Orientales de distintas proveniencia, naturalmente aromáticas, con un toque final de Perique americano de St. James, Parish, regalan mágicas y placenteras fumadas.

VN:F [1.9.22_1171]
Se enciende Difícilmente / Fácilmente [ peso: 5% ]4.9
Se apaga con Frecuencia / Raramente [ 10% ]4.9
Fuma Caliente / Fresco [ peso: 5% ]4.9
Fuma Húmedo / Seco [ peso: 5% ]4.9
Pica al fumarse / No Pica [ peso: 15% ]4.9
Primera Mitad de la Fumada [ peso: 30% ]4.9
Segunda Mitad de la Fumada [ peso: 30% ]4.9
Promedio : 4.9 / 5
[ 408 calificaciones ]

→ Ayuda: evaluar cada linea y finalizar pulsando el botón Calificar ←

14 Catas para “Tabacos S.N. Mezcla Libertador

  1. Es un blend de Alta Gama. Los cultores y detallistas del sabor no pueden dejar de probarlo. Quienes saben degustar los tabacos orientales sentirán al encontrarse con el Libertador un efecto gozne, el día y la noche, un cambio en los paradigmas del buen fumar. Tiene un alto contenido de Latakia, casi explosivo, que se apoya en los otros tabacos de la mezcla para golpear con más fuerza. Firme, de buena quemada, con una fumada limpia, exquisito al paladar y excelente nota ambiental.
    Un blend único, de gran personalidad. Fumarlo es un encuentro con el sentir nacional, solo comparable con la presencia a la vez cálida, firme y explosiva del General San Martín.

  2. Que mezcla! Cada pipa satisface y es tan sabroso, que … enseguida se acaba y hay que encargar mas! Me gusta muchísimo ese dejo ahumado de madera crujiente en el hogar de la casa del campo. Y lo mejor, es que no agrede la boca ni la nariz, y es parejo hasta el fin de la fumada

  3. La apoteosis de quienes gustan de mezclas inglesas. Su comportamiento en el hornillo es perfecto. De extraordinario poder, enérgico sabor y, a la vez, de un exquisito equilibrio. Esa aparente contradicción la hace mágica. Como si llegásemos a contemplar a un formidable gigante que no solamente resultara ser benévolo sino que también sería educado.

    Una mezcla subyugante que impulsa a nuestro pensamiento a trascender.

  4. Es mi mezcla preferida, hace años que la sigo eligiendo, ya el ahora ahumado natural que emana (pero no voltea) al abrir la bolsa es impresionante, y luego el cuerpo que tiene al fumarla es algo que no he encontrado en ningún otro tabaco para pipa.
    Además el sabor está equilibrado y se fuma tan bien que en una pipa chica te quedas con ganas de más.

  5. No soy amigo de catas ni entendido en ellas, pero con esta mezcla no puedo dejar de dar mis impresiones: de todos los tabacos que he probado, creo que este se lleva mis mejores halagos, en cuanto a textura, facilidad de carga, fumada fresca, quemar hasta el fondo con muy pocos re-encendidos y esto último solo si no le prestas ninguna atención. Se lleva un 10. En cuanto a los aromas solo decir que es una combinación excelente, no creo que deje a nadie indiferente (para bien). En conclusión mezcla no agresiva, para todo el día, es decir una mezcla excelente.

  6. La mezcla inglesa que más me gustó de entre todas las que probé. Tiene una gran cantidad de Latakia que se disfruta por su aroma desde que empezamos a cargar la cazoleta. Tiene un sabor único, profundo, serio, muy placentero. En la exhalación retro-nasal es todavía más rico, con un regusto en la nariz y en el paladar que puede crear dependencia (Viciosos abstenerse, es adictivo); cuando terminamos de exhalar por la nariz ahí es en donde los orientales y el periqué nos gritan con más fuerza “¡acá estoy Yo!”. Carga y prende muy bien, hace muy poca humedad en la pipa y quema parejo hasta el fondo. Una mezcla excelente.

  7. A los amantes de las mezclas inglesas con alto contenido de Latakia de Siria, les comento mi experiencia paso a paso. La primera noche que compré un pouch de Libertador en el local de Tabacos S.N. llovía a cántaros. Venía de los aromáticos y, por recomendación del Maestro Blender, fui ascendiendo gradualmente hacia las mezclas latakiadas.

    El bunker y el clima: esa misma noche abrí el pouch después de una buena comida, sentado en mi sillón contiguo a la ventana. La brisa fresca y el ruido de la lluvia me sugirieron poner un buen Jazz de fondo, y así lo hice…

    El encuentro: finalizado el ritual de acomodamiento, me vi cara a cara con el pouch de nilón transparente y grueso. Al abrirlo pegué mi nariz al tabaco y aspiré ligeramente. Me encontré con una compleja gama de aromas: ahumados con un dejo de incienso y una gran fragancia; el avinagrado amigable del Perique de Luisiana; los matices de los virginias (un toque de Virginia rubio y el virginia maduro con su sabor sutilmente tostado); el perfume del Burley que remite a tierra mojada; y el ahumado dulzón natural de los tabacos orientales. Cuando mis dedos pellizcaron suavemente las hebras, pude notar la humedad justa. Los colores oscuros se los debemos a la Latakia de Siria, pero los demás matices tierras y las chispas doradas brotan del resto de los tabacos ya nombrados. El pouch de nilón transparente no engaña; lo que va a entrar a la pipa es lo que se ve, aún empaquetado. Tenemos, entonces, un festín de perfumes: ahumado, terrosos, avinagrados y un toque de dulzor natural producto de ese dejo mantecoso ahumado de los orientales y los virginias.

    La fumada: la carga es facilísima; el tabaco entra sin esfuerzo en el hornillo porque es tierno, sedoso y su corte en hebras sutiles facilita el trabajo. El primer encendido es natural y no opone resistencias de ninguna clase. El tabaco parece querer ser fumado… La primera mitad de la fumada es fragante y con mucho cuerpo; plena y señorial. Comienzan a apreciarse matices complejos que quedaban ocultos detrás del perfume fino del latakia. Los sabores y aromas se vuelven tan interesantes que casi obligan a ralentizar la fumada para que la temperatura del hornillo permita apreciarlos en su calidad óptima. El final de la fumada es pleno y con mucho cuerpo. No muerde los tejidos ni agrede el olfato. Una buena fumada debería reducir la carga a una ceniza finísima de un grisáceo claro.
    Otro punto a favor es que este tabaco, fumado en una buena pipa y al ritmo adecuado, no produce una sola gota de líquido en la base del hornillo.

    En fin, una mezcla como pocas. Altamente recomendable.

  8. Considerado por muchos la “Nave insignia” de tabacos SN. Tiene una sola contra: una vez probada, todas las mezclas inglesas que se prueben después al compararlas con esta quedan opacadas. Un tabaco con todas las letras, de fumada obligatoria para el fumador de inglesas.

  9. Mezcla para todos los que recuerdan los intensas fumadas con Dunhill My Mixture 965 o Nightcap donde los tabacos Virginia, Orientales y Latakia tienen el justo balance para una larga y placentera fumada. De gusto suave y generoso, redondo al paladar, no varía en toda la fumada ni produce “picor”. El tabaco se presenta con la humedad justa para ser fumado larga y placenteramente. Para los fumadores de Mezclas Inglesas es obligatorio fumarlo.

  10. Mezcla obligatoria para quien prueba los tabacos Sentimiento Nacional. En principio, sorprende ver la bolsa (que, como todas las de esta marca, dejan ver su contenido) y entrever pocos tonos marrones o amarillentos entre el negro Latakia que parece ocupar todo el espacio. El aroma es sin duda fuerte, a razón de la Latakia, y produce un ligero picor en la nariz, cómo no, a razón del Perique. La carga es sencilla, y al momento de fumar el gusto resulta suave y homogéneo. Conforme la fumada va avanzando, el Perique toma mayor presencia, así como también los Virginias que se hacen notar. El gusto a Latakia es raro que desaparezca, sino que más bien actúa como un compañero de los demás tabacos, siempre presente.

  11. Libertador es mi mezcla favorita de todos los tiempos, un tabaco que no me puede faltar. De calidad superior, equilibrado, generoso en latakia siria, excelentes Orientales y un toque de Perique, sobre una base exquisita de Virginias y Burley. Cualquier fumador que se deleitase con los Dunhill de antaño, Balkan Sobranie, State Express, etc, cuando fume Libertador verá como sus añoranzas por ‘los desaparecidos’ se disipan y se convierte en un adicto de esta mezcla instantáneamente. De lo mejorcito que se puede fumar en la actualidad, según mi opinión. Recomendadísimo.

  12. La mezcla viene en un sobre plástico con el elegante logotipo del fabricante-mezclador. Al abrir el sobre, olfateo un aroma a chocolate, típico del Burley de buena calidad, juntos con los tonos ahumados de la Latakia Siria. El corte principal es ribbon (en hebras), rozando el coarse cut (corte suelto) por la presencia del Burley.

    Visualmente, predominan los tonos oscuros de la Latakia, del Virginia curado y de los Orientales, juntos con los más claros del Burley y del Virginia con las hebras de Perique presentes en menor cantidad. Es una mezcla inglesa en plena regla. Una labor agradable, de gusto pleno, que no cansa y cumple sus expectativas ya que ha sido galardonada con el primer premio en el Concurso de Mezclas 2008 del Pipa Club de Madrid. Una mezcla se acerca en sus características a esta es la B&B Beck’s Ol’ Limey Bastard que comparte con la labor argentina el generoso empleo de la Latakia.

Catar o comentar esta Mezcla

Tu email no será publicada.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>